Image

Volcano Valley Reforestación
Toluca, Mexico

Los bosques del Estado de México, el más poblado del país, están cada vez más amenazados debido a la destrucción de grandes extensiones de selva mediante la tala, los incendios forestales y el sobrepastoreo. La mala gestión de los recursos naturales está empeorando la situación. A menudo, la calidad del suelo se ha deteriorado tanto que la regeneración natural de los bosques ya no es realista. La restauración sostenible es la última opción para evitar una mayor erosión mediante la renovación de la vegetación protectora y el aumento de la fertilidad del suelo.

Con este objetivo, Plant-for-the-Planet A.C. (México) y PROBOSQUE, una organización de la Secretaría de Medio Ambiente de México, acordaron cooperar en el Estado de México. En 2019 se habían plantado 2,8 millones de árboles. La mayoría de los árboles son plantados y cuidados conjuntamente por grupos ejidales. Otros son plantados por individuos o cooperativas.

En 2020, plantamos otros 1,5 millones de árboles junto con los pequeños agricultores organizados en cooperativas, repartiendo así la responsabilidad del cuidado de los árboles sobre muchos hombros. Y en 2021, aumentamos aún más nuestros esfuerzos y conseguimos plantar 5 millones de árboles.

Todos los lugares restaurados han sido declarados zonas protegidas. A la hora de seleccionar los árboles recién plantados, se ha procurado elegir una mezcla de especies arbóreas autóctonas adecuadas para esta parte del país. Entre ellas se encuentran varias especies de pinos, agaves, una especie de mimosa y el ciprés mexicano. Se integran de forma óptima en los bosques aún existentes y contribuyen así a la conservación de la biodiversidad local de plantas y animales secundarios.
Donar árboles
Image

Plantación de 29 especies autóctonas

Queremos restaurar estos bosques para capturar carbono y proteger la biodiversidad local de plantas, animales y otras especies. Para proteger la biodiversidad, aumentamos continuamente el número de especies que plantamos. Actualmente trabajamos con 29 especies diferentes.

Esto incluye muchas especies de sucesión temprana para nuestra restauración en lugares que antes eran pastos y especies de madera densa en nuestro trabajo de plantación de enriquecimiento.

  • Oyamel (Abies religiosa)
  • Pino (Pinus hartwegii)
  • Pino chamaite (Pinus montezumae)
  • Pino liso (Pinus pseudostrobus)
  • Pino de navidad (Pinus ayacahuite)
  • Pino triste (Pinus patula)
  • Pino prieto (Pinus greggii/Pinus oocarpa)
  • Pino piñonero (Pinus cembroides)
  • Pino chimonque (Pinus leiophylla)
  • Prosopis (Prosopis sp)
  • Encino (Quercus sp)
  • Caobilla (Swietenia humilis)
  • Melina (Gmelina arborea)
  • Espino herrero (Mimosa guatemalensis)
  • Fresno (Fraxinus uhdei)
  • Acacia azul (Acacia baileyana)
  • Acacia negra (Acacia melanoxylon)
  • Acacia amarilla (Acacia retinoides)
  • Trueno (Ligustrum japonicum)
  • Liquidámbar (Liquidambar styraciflua)
  • Pera (Pyrus communis)
  • Higo (Ficus carica)
  • Capulín (Prunus capuli)
  • Ciruelo (Pronus domestica)
  • Durazno (Pronus persica)
  • Agave (Agave salmiana)
  • Agave pulquero (Agave atrovirens)
  • Cedro Blanco (Cupressus lusitanica)
  • Ciprés (Cupressus lindleyi)
Para cultivar todas estas especies, trabajamos con dos viveros asociados locales cercanos y hemos establecido nuestro propio vivero experimental en nuestro Parque de Investigación de Empoderamiento y Restauración en Constitución, Campeche.